Nuevas organizaciones para nuestra época

open government

Mucho se escribe y se escribirá sobre las organizaciones y sobre su forma de funcionar. En un entorno económico como el actual es dificil no replantearse el funcionamiento de las organizaciones, tanto públicas como privadas. Es una época de oportunidades. Hay organizaciones y empresas que sólo miran el entorno económico y sólo prestan atención a sus cuentas de resultados para cambiar. Recorte de gastos para afrontar el recorte de ingresos y el “consecuente” ajuste de plantilla. Y seguramente será necesario y primario ese ejercicio. Si me apuran, es el más fácil. pocas organizaciones y empresas a la vez que realizan este ajuste entre imputs y outputs económicos se plantean esta época como una oportunidad de reformular su filosofía de funcionamiento, sus formas de funcionar y su organización interna para crecer como organización en estos tiempos de crisis.  Las que se lo están planteando están haciendo un extraordinario ejercicio de reinvención interna y de repensamiento de su funcionamiento están ahondando en una nueva forma de trabajar relacionada con lo que se ha dado en llamar el “open governement”  para la empresa e Institución Pública o el “open bussines” para la empresa privada. En el primer caso -en lo público- se trata de entregar el valor de la gestión a la ciudadanía. Es un esquema de relación directa y sincrónica entre los representantes públicos electos (Diputadaos/as, Miembros del Gobierno….) y sus responsables diferidos de la gestión (los/as  gestores/as públicos)   y  la ciudadanía. Es una nueva  forma de relacionarse entre el Gobierno (del nivel que sea) y la ciudadanía, que se caracteriza por la transparencia y el establecimiento de canales de comunicación y contacto directo entre ellos, y se entabla una constante conversación con los ciudadanos con el fin de oir lo que ellos dicen y solicitan, que toma decisiones basadas en sus necesidades y preferencias, que facilita la colaboración de los ciudadanos y gobernantes y/o gestores, así como los funcionarios que ejecutan las políticas públicas  en el desarrollo de los servicios que presta y que comunica todo lo que decide y hace de forma abierta y transparente. ya hay muchos ejemplos de ello. Encontramos un trabajo extraordinario de GSA  Office of Citizen Services and Communications sobre el tema que nos abre un horizonte sobre transparencia y gobierno abierto partiendo de la experiencia de Obama en EE UU.  Para llevar a cabo esto son necesarios varios cambios.

Cambios en la forma de trabajar en la administración y en la empresa El más importante el Cambio Cultural: Es imprescindible entender cual es el objetivo de la Administración y de todos los que trabajan en ella. El verdadero objetivo de la Administración es servir a los ciudadanos y el ciudadano debe estar en el centro de la gestión. Conseguir esto en la Administración Pública significa una revolución cultural en la forma de hacer las cosas y en las actitudes de los/as gobernantes y/o responsables públicos y los/as trabajadores/as de lo público. La pérdida de control y/o de poder puede alimentar la resitencia de determinados sectores de lo público al cambio. Es muy extendido que la información genera poder, y por ello administrarla en un contexto jerarquico “protege” supuestamente a los niveles más altos de la jerarquía de una organización ante eventuales situaciones comprometidas. La llamada web 2.0 está cambiando las prácticas públicas de muchos servicios en la actualidad. Los gobiernos están cada vez más obligados -y algunos comprometidos- para reforzar su gestión ,  a ofrecer a los ciudadanos/as una extraordinaria herramienta, interactiva,  que les informará sobre  sus intereses y que podrá escuchar sus opiniones y valoraciones. Uno de las de las actuaciones de  más rápido crecimiento en el estado y las tendencias actuales de los gobiernos más avanzados  es proporcionar información e interacción oportuna con los ciudadanos, con información de fácil entendimiento sobre la forma en qué se invierte el dinero de los contribuyentes, de la forma en la que  se está gastando.

El esfuerzo por el control de la información de los gobiernos

El control de la información es imposible, además de eticamente reprobable en una democracia de calidad. Las fuentes de información ya son infinitas. La red y la web 2.0 funciona como un agente democratizador de la información. Y es a la vez una oportunidad de acercar la relación elector/a-elegido/a, gestor/a-ciudadanía.  La cada vez más preocupante desafección de la vida pública de buena parte de la ciudadanía puede cambiar de tendencia con esta nueva forma de trabajar. Afortunadamente ya comienza a dibujarse en el panorama de la gestión pública modelos de éxito que visionan la importancia de estas iniciativas. De hecho los gobiernos que han puesto en marcha iniciativas en este sentido la ponen en valor como un elemento importante en su propia gestión, como un aspecto de una extraordinaria relevancia en su agenda de prioridades . Los gabinetes de comunicación de las Instituciones se  están transformando ya en esta línea (Ver el ejemplo de este trabajo de la Casa Blanca) y crean sus propias vías de comunicación transversal donde la comunicación se centra en la propia iniciativa por ejemplo a través de un Blog. Para desarrollarla es necesario un Cambio en los procesos: Los procesos en la Administración Pública no han sido diseñados para servir a los ciudadanos y por lo tanto deben reingeniarse todos los procesos para conseguir que así sea. Y este cambio ha de venir acompañado por un cambio en la organización: Las organizaciones públicas están diseñadas bajo modelos jerárquicos que nada tienen que ver con la eficiencia. Es imprescindible reorganizar las administraciones, las plantillas y la definición de los puestos de trabajo para poder actuar bajo un modelo en red, orientado a proyectos y a la consecución de resultados. La formación se torna en este caso fundamental. Una formación orientada a las necesidades concretas de cada una de las personas que componen la organización ,según sus competencias y necesidades para esta reorientación.  También es necesario un   Cambio en las formas de relación: Pasar de la ventanilla/ mostrador clásico a la mesa redonda, del correo certificado a la comunicación on-line, de la obligación a la presencia física a las facilidades de relación a través de Videoconferencia, del videochat, del uso de las redes sociales , y de la web 2.0 o, incluso, la llamada  3.0, etc. Muchas ya lo están haciendo y hay experiencias muy cercanas que van en ese mismo camino  (http://consorciofernandodelosrios.es http://guadalinfo.es ). Así ya lo reflejan y reconocen en algunos espacios.  Evolución del Gobierno abierto

La empresa privada y el open business

Siguiendo las recomendaciones de Julen Iturbe “la empresa o el gobierno abierto es un modelo de gestión a seguir y  en las empresas deben establecerse modelos abiertos que hagan posible entregar el máximo de nuestro valor a nuestros clientes y que eso es mucho más factible hacerlo con ese modelo que con cualquier otro”. En esta época de crisis  las organizaciones han de tener claro que a competitividad de las empresas esta en buena parte basada en la aplicación de esos modelos abiertos que brinda la tecnología de la información y de la comunicación. Dice Julen que “ya se acabarón los tiempos en que las jerárquias funcionaban, donde había white collars y blue collars, hoy en las empresas lo que impera y lo que aporta valor es el conocimiento y esto hace que solo exista un único tipo de colaborador ¿knowledge collar?”. Está cada vez más claro que en las organizaciones modernas y que tieen vocación de pervivencia y de crecimiento que todos los integrantes de la organización son trabajadores del conocimiento, todos añadimos valor a la cadena y cada uno desempeña una función distinta para contribuir y sumar a esa cadena de valor. En función del valor que entrega cada uno, obtiene unos beneficios u otros. En el modelo open business, las personas que componen la organización son los nodos que permiten construir un entorno colaborativo y un equipo real que haga que la suma de los valores de cada nodo sea superior que la suma individual de cada uno de ellos. Las personas cada vez más, de forma libre se adhiere a un proyecto u otro, en función de que el proyecto sea de su agrado y que consiga gracias a ese proyecto sentir que esta añadiendo valor al conjunto. Hay ya experiencias muy interesantes.Open Business Enrique Dans cita una de ellas que ya experimenta este nuevo paradigma. Las personas necesitan un proyecto y necesitan tener la certeza de que su trabajo es valorado y de que ellos mismos se autovaloran como contribuyentes del trabajo final realizado. Es común en muchas empresas buscar la autoría de los proyectos y las ideas. Apuntarse el tanto o aparentar ser una persona brillante ante los demás signifiando la autoria de alguna iniciativa. Sobre este pilar de la autoria de las ideas y proyectos se asientan muchos de los sistemas de promoción de infinidad de organizaciones. Empleados y jefes forman una teleraña de autoria, que en estos últimos además juega como una amenaza para su supervivencia como jefes o como personas de reconocida influencia. Es común también encontrar que las ideas innovadoras de unos determinados nodos tienden a neutralizarse  (con  críticas o con descalificaciones) para no alterar el “status quo” del poder establecido en la organización. En las empresas Open Business no tiene sentido escuchar frases como: ‘esto lo he vendido yo’, o ‘este proyecto lo he salvado yo’. Una empresa Open Business no se basa en departamentos, desde luego que se organiza en áreas, pero el área no tiene sentido en sí misma, lo que tiene sentido son las personas y el trabajo en equipo que forman una serie de personas sean quien sean, estén donde estén y que todas ellas crean y sean capaces de sacar adelante los proyectos que se encuentren por delante. Porque una empresa Open Business se organiza en torno a proyectos y con personas distintas que aportan lo mejor de ellas mismas para conseguirlo, como un único equipo. Si las personas tienen tanta importancia en este modelo, lo fundamental es que las personas compartan los conceptos, compartir es la clave, la sinergia del trabajo en equipo, muchas veces interdisciplinar, es lo que aporta crecimiento a la organización. Si los nodos son las personas, desde luego que la red es lo que permite que estas se conecten. Las áreas y departamentos trabajan con sistemas de organización jerárquicos. Las jerarquias departamentales son la organización lógica, porque es imposible gestionar grandes equipos si no se hace mediante una estructuración en equipos más pequeños que van empujando las organizaciones hacia sistemas organizativos que cda vez son menos verticales y más horizontales (mejos jefes que indios y no al revés) . Los grandes equipos son ingestionables con una estructura muy jerarquizada porque esta va alejando los centros de decisión hacia las distintas ramas de producción . Lo que aporta más valor son los equipos interdisciplinares (un paso más que la multidisciplinariedad, ya que implica la integración de conceptos y axiomas de distintas discipñlinas que interctúan).  El poder entendido de forma clásica, esta desterrado en las empresas Open Business. Está repartido. Es más nadie busca el poder, ni siquiera lo valora.  Los clientes o usuarios son la razón de ser de la existencia de una organización.  Sin clientes no hay empresa. Sin contacto con clientes hay perdida de la conciencia real de las cosas y con clientes hay riqueza y retroalimentación. Es necesario buscar el contacto con el cliente. No puede desperdiciarse ni una sola ocasión para estar con clientes, porque esos momentos son los momentos de la verdad, los otros momentos aportan poco valor, poca información, poco conocimiento.  Porque nos da la posibilidad de opinar, de volcar conocimiento, de volcar nuestros valores, y de hacerlo con transparencia, sabiendo que ellos/as pueden opinar, contratacar, decir, callar, criticar, aportar, y recomendar. Ser una empresa u organización basada en el Open business, es ser transparente con nuestros clientes y conseguir así ganar su confianza.

El entorno participativo y la Web 2.0 producen un cambio en las actitudes de las personas, de los nodos en los que estas trabajan, del grupo que ellas forman y de los propios resultados que obtienen: se orientan a las necesidades de la ciudadanía y/o de los clientes y por tanto a través de la motivación por ser cada vez más excelentes lograr una fidelización de las mismas.

About these ads

4 Respuestas a “Nuevas organizaciones para nuestra época

  1. Pingback: Nuevas organizaciones orientadas a la innovación y a la transformación social « El sur de Juan Francisco Delgado

  2. Pingback: los sueños de la razón / El semanal de anotaciones (verano 2009, 4º domingo)

  3. Lo “Open” aplicado a lo público es uno de los desafíos en la gestión pública de comienzos de este siglo. La cuestión arranca del modelo anglosajón cuyas sociedades son muy exigentes hacia sus dirigentes públicos. Allí, el concepto Government se refiere a “gobierno+administración”; aquí, son dos ámbitos separados y además tenemos a unos partidos políticos que son un elemento clave de nuestro juego político. Por ello y por las particularidades de nuestro modelo administrativo no podemos simplemente copiar y pegar lo que están haciendo en EEUU y RU. Dicho esto, la filosofía sí que aplica igual a nuestro país, a nuestro gobierno, a nuestra Administración y a nuestros partidos políticos. Los profundos cambios sociales van demandando un cambio hacia un gobierno y una administración abiertos. Para el gobierno la transparencia, rendición de cuentas, promover la participación e involucrar a los ciudadanos me parece una exigencia democrática que va a acabar siendo obligatoria. Para la Administración pública, como elemento implementador de las políticas públicas, también hay exigencias en este sentido; pero no nos olvidemos, la Administración no es sólo “servicios”, es un “cuerpo multiforme” que presta valor de forma poliédrica, está formada por tribus, nichos de poder y tiene una cultura muy arraigada. No podemos asumir que todo en ella pueda ser 2.0 y además, lo que si pueda serlo debe coexistir pacíficamente con el ecosistema presencial y analógico. En esa línea reflexioné y formulé mis sugerencias en mi última intervención pública como ponente en el InternetmeetingPoint 2009 de Gijón:

    http://i-publica.blogspot.com/2009/06/mi-valoracion-sobre-la-jornada.html

  4. Juan Francisco, lo has “bordao”, solo una cosilla: Dudo que todos los que deberían entenderlo, lo entiendan. Un poco presuntuoso por mi parte verdad ?. Pues como lo pienso lo digo.
    Un abrazo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s